Posts Tagged ‘Esperanto’

Una frase hecha en esperanto

3 - mayo - 2013

Ya que me paso por aquí, una frase hecha en esperanto.

En castellano decimos que “esto me suena a chino” cuando no tenemos ni idea de lo que significa. En esperanto se dice: “Ĝi estas por mi ĉina scienco”, traducido literalmente: “Esto es para mí ciencia china”. Curiosa diferencia.

Refranes en esperanto – Dua

10 - septiembre - 2009

Refrán: Kontraŭ doloro helpas bona humoro.

Equivalente: Al mal tiempo, buena cara.

Literalmente: Contra el dolor, ayuda el buen humor.

Cuestiones generales sobre el esperanto

16 - enero - 2009

Recibo en una entrada anterior el siguiente comentario de Luis, que reproduczco aquí por comodidad, para no dar el vínculo (en cualquier caso, todos los comentarios de esta bitácora son públicos, así que…):

“Hola, estoy interesado en el ESPERANTO (lo que es noticia, vistos los posts anteriores), sólo me corroe una duda que nadie me contesta:”¿Existe algún certificado español estilo Escuela Oficial de Idiomas que me premiara aprenderlo?”
No puedo dejar de preguntar por otro clásico: “¿existe algún mito que deba saber?”He leído que es apoyada por la masonería, la Iglesia alemana…¿es algo cierto?”

Son cuestiones bastante generales, de manera que las voy a responder en una entrada al efecto, porque pueden ser de interés para el resto de lectores.

En principio, no existen certificados oficiales del estilo de los que puede dar una Escuela Oficial de Idiomas, debido a que no es una lengua definida como oficial en ningún organismo público ni estatal ni autonómico. Muchas de las diversas asociaciones de esperanto españolas realizan cursos para enseñar la lengua. En la mayoría de casos, estos cursos dan la opción de conseguir un diploma, para lo cual se debe realizar un examen. Es costumbre que estos exámenes se realicen como uno más de los actos de los congresos nacionales o regionales de esperanto, que se celebran anualmente, cada año en una ciudad. Estos títulos tienen la validez oficial que pueda concederse a títulos de enseñanza no reglada impartida por asociaciones sin ánimo de lucro.

Si bien, hay asignaturas optativas relativas al esperanto en algunas universidades, o las ha habido, no existe una “filología esperántica” o algo por el estilo. En otros países, se aprende esta lengua en el bachillerato, en algunos centros de enseñanza, pero no suele haber titulaciones académicas oficiales.

Con respecto a mitos sobre el esperanto, debo reconocer que no sabía que existieran mitos sobre esta lengua. Pero, por lo que he estado leyendo, lo que ocurre de verdad es que las personas que aprendemos o hablamos esperanto pertenecemos a culturas tan diferentes, tenemos ideologías tan diversas y pertenecemos a colectivos tan dispares, que uno se encuentra como hablantes de esperanto a científicos, anarquistas, escritores, pintores, economistas, comunistas, conservadores, cristianos, baha’i, budistas, pacifistas… y, bueno, masones, deportistas, cantantes, poetas, ecologistas… Sucede que el movimiento esperantista, que no es otra cosa que difundir la idea del uso del esperanto como una segunda lengua auxiliar internacional, no es incompatible con profesar otro tipo de ideologías o “militancias”.

Esto lo puedo ilustrar con un ejemplo muy simple. Hay muchos católicos en España que hablan castellano. Supongo que la práctica totalidad de los masones españoles hablan castellano. ¿Hemos de suponer, entonces, que la lengua castellana está apoyada y difundida por la jerarquía eclesiástica española y por la masonería? Yo diría que no, que el castellano es un vehículo de expresión que instituciones y asociaciones utilizan para sus fines. El caso del esperanto es idéntico y no caben apoyos “raros” o de corte conspiratorio o político que apoyen su difusión.

No obstante, sí es cierto que si el esperanto ha logrado pervivir 129 años y gozar de gran vitalidad (la wikipedia en esperanto supera los 100.000 artículos, y es la vigésimosegunda más extensa, por ejemplo), ha sido porque, a diferencia de otras lenguas artificiales, ha conseguido rodearse de una ideología y una imagen humanista y pacifista. De hecho esperanto significa en esta lengua, “el que tiene esperanza” y todos los símbolos de la misma usan el verde. La esperanza de la mayoría de los que lo aprendemos es que sirva para mejorar la comunicación entre todos los seres humanos, hablen la lengua que hablen o tengan la cultura que tengan. Quizá, de rebote, un mayor entendimiento del que es diferente acabe con muchas guerras. Quizá no, y seamos unos ilusos. Otros movimientos filosóficos o políticos que compartan esta idea de hermanamiento o de internacionalización, comparten objetivos con el esperanto, y, a veces, han adoptado y difundido éste.

Pero en sí, el esperanto no es más que una lengua flexible y fácil de aprender ideada para ser usada como segunda lengua al hablar con personas cuya lengua nativa sea diferente de la propia, en igualdad de condiciones. Y otros muchos soñamos conque contribuya a un mundo más unido y más justo. Aunque esto a lo mejor no tiene remedio.

Espero haber aclarado sus dudas. Un saludo.

Gramática del esperanto. Inciso gracioso

3 - octubre - 2008

Nunca me cansaré de ilustrar la flexibilidad del esperanto. Leí, por pura casualidad en la Wikipedia, en un artículo sobre lenguas aglutinantes, un buen ejemplo. Se dice que el esperanto es una lengua aglutinante. Y, en efecto, lo es. Pone un ejemplo que me hace mucha gracia, e ilustra la potencia del uso de prefijos y sufijos. Así, de la raíz bov- (vaca, toro) se extrae, como vimos en la lección anterior, bovo (toro), bova (bovino) o bove (a la manera de un toro, como un toro). Pues bien, podemos construir infinidad de palabras.

Usando prefijos, podemos escribir fibovo (toro despreciable) o gebovoj (toros y vacas). Usando sufijos, bovino (vaca), bovejo (corral para toros) o boveto (torito). ¿Y… y si los combinamos todos? Creamos por ejemplo: figebovetejo (fi-ge-bov-et-ej-o) que significa: “corral para toros y vacas que son pequeños y despreciables”.

A mí me encanta este carácter aglutinante del esperanto. Ahora, si a uno no le gusta, puede escribir, análogamente, con un acento más “latino”: “Ejo por fiaj kaj etaj gebovoj”, que significa lo mismo que figebovetejo.

Gramática del Esperanto: preliminares

27 - septiembre - 2008

Como lo de las 17 reglas gramaticales del esperanto (sí, sólo 17… es la lengua más fácil del mundo) está algo trillado, y es muy sencillo consultarlas por ahí (por ejemplo en la bitácora de la asociación chilena de esperanto, que las explica de maravilla), voy a darle un enfoque más didáctico y tradicional a estas entradas sobre la gramática del esperanto. Así, empezaré a hablar del sustantivo, del verbo, de las preposiciones… Pero antes, unos puntos básicos bastante útiles.

TERMINACIONES DE LAS PALABRAS

No estoy hablando de los sufijos de la lengua, que tienen tanta importancia que merecerán una serie de entradas aparte, sino de la última letra de cada palabra. El esperanto es una lengua basada en raíces. Dada una raíz, a base de prefijos y sufijos se obtienen decenas de vocablos relacionados. La última letra de cada palabra es importante, porque da una idea de la función gramatical de la misma. Por ejemplo, toda palabra acabada en “o” es un sustantivo. También lo será cualquiera acabada en “oj” (-j es el plural) o en “on” u “ojn” (acusativo y acusativo plural… habrá otra entrada dedicada al acusativo, el único caso que existe en esperanto). Las letras finales más importantes son:

  • -o: toda raíz a la que se añada “o” es un sustantivo. Por ejemplo, viro (varón).
  • -a: toda raíz a la que se agregue “a” es un adjetivo. Por ejemplo, vira (masculino).
  • -e: cuando a una raíz se le añada “e” estaremos ante un adverbio. Por ejemplo vire (difícil de traducir… “a la manera de un varón” o “masculinamente”).
  • -i: esta letra indica un verbo en infinitivo. Por ejemplo, kanti (cantar) – Podría haber puesto viri, pero es difícil traducirlo. Literalmente, viri es “masculinear”, que es correcto en esperanto, pero no sé de qué valdría en castellano… Sí, a veces, el esperanto da lugar a más vocabulario del que existe en tu propia lengua 🙂 -.
  • -j: indica, simplemente, el plural de una palabra.
  • -n: el acusativo (en próximas entradas hablaré de esto).

IMPORTANCIA DE LAS TERMINACIONES

Un rasgo muy importante del esperanto es que, dada una raíz, puedo hacer lo que quiera con ella. Es especialmente importante que si aprendemos un verbo, pongamos vivi (vivir), automáticamente hemos aprendido vivo (vida), viva (vivo o viva) y vive (de traducción compleja… vivamente, como si viviera). Asimismo, si aprendemos muziko (música), ya sabremos muzika (musical), muzike (musicalmente) y muziki (buf… rara palabreja; literalmente musiquear, o hacer música – ojo, no tocar un instrumento, que se dice ludi, o cantar, que es kanti, sino hacer música -). Si a esto le sumamos los prefijos y los sufijos, aprender una raíz en esperanto equivale a aprender unas diez palabras en otro idioma.

Bonito, fácil, flexible… Y esto no ha hecho más que empezar… Ya veréis, cuando lleguemos a los prefijos y sufijos, la de palabras que te puedes inventar con una simple raíz.

¿Recordáis la Mirinda?

1 - septiembre - 2008

Visitando bitácoras de esperantistas, me encuentro este curioso y breve artículo sobre la marca Mirinda. Y, leyendo, leyendo, me encuentro este otro sobre el origen del nombre de la marca Mirinda y otras marcas. Y me he llevado una sorpresa que no debería haber sido tanta…

Y es que resulta que Mirinda es una palabra en esperanto, que significa, literalmente, “digno de verse”, con lo que se podría traducir también por maravilloso o precioso. Tantos años conociendo una marca que bebía cuando tenía siete u ocho años (a mí me gustaba de naranja), una marca tan sumamente conocida que era sinónimo de refresco (ahora, vas a un bar y pides una fanta, antes pedías una mirinda), y han tenido que decirme que es una palabra en esperanto, si no, no me hubiera dado cuenta.

A los que viváis en Canarias, os recomiendo que os vayáis a un bar, y que pidáis una Mirinda. Y ya quedaréis más convencidos de que el esperanto no está muerto en absoluto.

Aprovecho para recomendaros visitar la página de Toño, y aprenderéis bastantes cosas

Gramática del esperanto: Pronunciación (y III)

28 - agosto - 2008

ACENTOS Y SILABIZACIÓN

 

Todas las palabras del esperanto, salvo los monosílabos, son llanas, esto es, se acentúan en la penúltima sílaba. Las sílabas en cada palabra se determinan por reglas casi idénticas a las del castellano, con las siguientes particularidades:

 

1)     Los hispanohablantes tendemos a pronunciar la “ll”, la “ch” o la “rr” con sonidos propios. En esperanto, son letras separadas, y deben pronunciarse por separado. Por ejemplo, mallonga suena “mal-lon-ga”.

2)     Dos vocales juntas nunca forman diptongo; realo suena como “re-a-lo”. Los únicos diptongos del esperanto se forman con las “semivocales” j y ŭ (de ahí que las hayamos denominado así). Estas dos letras formarán diptongos con las vocales que tengan delante o detrás. Si están entre vocales crearán nuevas sílabas, una de las cuales será el diptongo. Así, antaŭa suena “an-ta-ŭa”, y lernejo tiene tres sílabas: “ler-ne-jo”.

 

Y ya está. Sencillo, ¿no?

 

Mañana pondré un texto largo en esperanto. Ya tenéis el primer ejercicio. Leedlo y os sorprenderéis de lo bien que suena, y de lo suave que es. Aquí abajo, os dejo un pequeño poema… Una nota, el apóstrofo en, por ejemplo, l’ ocean’ no se lee, y esto sonaría como “l-otsean”… los apóstrofos se usan normalmente en poesía o canciones – ya hablaremos de eso más adelante -.

 

 

Ke ĉiuj knaboj velu sur granda l’ ocean’,

kaj ili tra la mar’ per ŝipoj farus ponton!

Ha! Ke knabinoj ĉiuj sin ligu per la man’

kaj ili ĉirkaŭ mar’ danzante farus rondon!

Kaj tiam oni povus tradanci tutan mondon,

se ĉiuj en la mond’ sin ligus per la man’

 

(Poemo de P. Fort; traduko de G. Waringhien)

Gramática del esperanto: Pronunciación (II)

27 - agosto - 2008

Hablo hoy del resto del alfabeto, que me dejé ayer pendiente. Aquí aparecen los sonidos que no existen en castellano y las letras que suenan diferente.

Las letras restantes se leen de la siguiente manera. Las siguientes representan sonidos que no nos resultan extraños a la mayoría de los hispanohablantes.

 

c: suena como ts.

ĉ: suena igual que la “ch”.

g: la letra “g” tiene siempre el mismo sonido que en gato o en gotera.

Ĥ: es nuestra jota.

r: siempre suena como en cara, aunque esté al comienzo de una palabra.

 

Finalmente, estas letras, representan sonidos inexistentes en castellano:

 

Ĵ: incumplo el orden alfabético porque para pronunciar la ĝ es bueno saber pronunciar la ĵ. La letra ĵ suena como la “ll” tal y como la pronuncian los argentinos, o bien como la “s” en la palabra inglesa “usual”

ĝ: suena como una “d” seguida de una ĵ.

h: siempre se aspira suavemente, como en el inglés “house”.

ŝ: es como la “ch”, pero sin la “t” inicial, esto es, suena como sh en la palabra inglesa shell

v: es una “v” tirando a “f”. Suena de forma muy similar a la “w” alemana. Se pronuncia poniendo los labios como para pronunciar una f, pero se emite un zumbido.

z: es, aproximadamente, una “s” sonora, similar al sonido de la “z” del inglés “zero”.

A los castellanohablantes nos resultan extraños estos seis últimos sonidos, pero una vez aprendidos… Además, son comunes en otras lenguas (inglés, francés…). Mañana, un apunte muy breve sobre silabización y acentos.

Gramática del esperanto: Pronunciación (I)

27 - agosto - 2008

Los que hayan visitado esta bitácora, sabrán que, de vez en cuando, me da por escribir en esperanto. Como no todos los que me visitan conocen el idioma, me voy a dedicar, tras la racha olímpica, a hablar un poco de esta lengua.

Como al verla escrita, la mayor parte de la gente se cree que suena mal, a pesar de ser una lengua bastante dulce y muy adecuada para la poesía, empezaré con la pronunciación.

ALFABETO.

 

En esperanto existen las siguientes 28 letras, que tienen versiones en mayúsculas y en minúsculas:

 

a, b, c, ĉ, d, e, f, g, ĝ, h, ĥ, i, j, ĵ, k, l, m, n, o, p, r, s, ŝ, t, u, ŭ, v, z

 

De ellas, cinco son vocales, dos son “semivocales” (j y ŭ) y el resto son consonantes. De las consonantes, hay cinco que llevan un acento circunflejo encima, que representan fonemas distintos a los indicados por las mismas letras sin el circunflejo. En esperanto, se denomina a estas letras “ĉapelitaj konsonoj” (consonantes con sombrero).

 

El esperanto es una lengua estrictamente fonética en lo referente a su escritura. Todas las letras se pronuncian siempre del mismo modo, y en ningún caso, hay letras mudas.

 

Las cinco vocales puras, a, e, i, o, u, suenan igual que en castellano. La j suena como nuestra “y”, mientras que la ŭ es una “u” más breve que la española normal (aunque sería como la “u” breve de causa).

 

Las siguientes letras tienen el mismo sonido que en castellano: b, d, f, k, l, m, n, p, s, t.

 

Hasta ahora fácil, ¿verdad? No se complicará mucho…

 

 

Esperanto parolata

4 - agosto - 2008
La verda stelo

La verda stelo

En tiu ĉi blogo, oni parolas esperanton. Ankaŭ, oni parolas la hispanan kaj la anglan lingvon. Mi skribos artikolon en la esperanta, la hispana aŭ la angla.
 
Maldekstre vi vidas la verdan stelon. Ĝi estas unu ol la tri simboloj de la geesperantistoj. Mi parolos pri la simboloj prokisme.
 
Ĝis la revido!